RГ­o 2016: las aplicaciones sobre citas igual que Tinder, en peligro de colapso en la Villa OlГ­mpica

RГ­o 2016: las aplicaciones sobre citas igual que Tinder, en peligro de colapso en la Villa OlГ­mpica

DespuГ©s de los dificultades en Londres y no ha transpirado Sochi, las deportistas buscan diferentes alternativas de dar con pareja en el complejo

RIO DE JANEIRO (sobre un enviado particular).- “LleguГ© a ver usuarios consiguiendo sexo al aire disponible; en el paso, dentro de las edificios, en cualquier punto. DistraГ­amos a las agentes sobre protecciГіn con modelos medallas desplazГЎndolo hacia el pelo llevГЎbamos gente Con El Fin De las departamentos ». La periodo sobre la jugadora de fГєtbol estadounidense Hope Гєnico expuso lo sucedido en Londres 2012, sin embargo nunca fue un caso eventual. En las Juegos para la estaciГ­Віn invernal sobre Sochi 2014, las voces sobre los deportistas fueron mГЎs allГЎ: relataron cГіmo arreglaban citas debido a la empleo Tinder desplazГЎndolo hacia el pelo inclusive le daban debido a la ciencia. « Creo que lo principal que hicimos cuando llegamos a la Villa OlГ­mpica fue registrarnos en Tinder », revelГі el esquiador Gus Kenworthy.

En la capital britГЎnica, la lascivia da la impresiГіn que era tan grande que las aplicativos sobre celulares para hallar compaГ±eros sexuales sobre Tinder (hГ©tero y homosexual) desplazГЎndolo hacia el pelo Grindr (gay) sufrieron fallas en sus servidores por la cifra de usuarios en la villa. Es mГЎs, The Mirror relatГі el colapso de estas aplicaciones con la venida de los deportistas a la localidad y no ha transpirado Forbes se preguntГі quiГ©n ganarГ­a los Juegos OlГ­mpicos del sexo. 2 aГ±os de vida luego, en Sochi, Daily Mail titulГі « Tinder serГ­В­a de el deporte desconsiderado nunca formal? Sochi se convirtiГі en el entretenimiento de estas citas? ».

Por eso, no sorprende que la Villa OlГ­mpica de RГ­o 2016 se haya llevado el mote sobre « SexГіdromo ». Continuer la lecture de « RГ­o 2016: las aplicaciones sobre citas igual que Tinder, en peligro de colapso en la Villa OlГ­mpica »